CV político

Para bien o para mal, la política es algo que siempre me ha acompañado. Mi familia por parte de mi madre estuvo represaliada por la Dictadura de Franco. En ese entorno crecí y me formé una opinión e ideología. Me siento profundamente de izquierdas aunque la vida me enseñó que no hay o existe peor política o ideología que aquella que se basa en dogmas o resistencias.

Con 18 años ingresé en las Juventudes Comunistas de Catalunya. Formé parte de su Comité Local de Ripollet -Barcelona-. A los 22 años, – 1985 -, estuve en la extinta URSS invitado por el Comité Central del Komsomol en su escuela durante seis meses. Ahí nos formaron en materia de comunicación política. Tengo un grato recuerdo de aquel gran país, mejor gente, no así de aquel régimen.

Al regreso de la URSS, formé parte del Comité Central de los CJC – Juventut Comunista de Catalunya- Al mismo tiempo fui elegido Secretario de Política Industrial y empleo de las CC.OO. del Vallés Occidental además de Delegado de la CONC en la entonces Dirección Provincial del INEM de Barcelona.

En 1989 abandoné tanto el movimiento sindical como el PCC -Comunistes de Catalunya- por motivos políticos y personales. En 1991 ingresé en el PSC – PSOE, militancia que me acompañó ya en Galicia hasta el 2009. En Santiago de Compostela formé parte de la Ejecutiva local del PSdeG – PSOE desde el año 2000 hasta el 2008. En el 2003 formé parte de la candidatura del ex Alcalde de Santiago Xosé A. Sánchez Bugallo en puestos de relleno.

En Galicia  -2005- fundé la primera Red de Blogs de pensamiento socialista en Internet, Red de Blogs Socialistas. Se convirtió en una Asociación sin ánimo de lucro, de la cual fuí su coordinador general.

Participé activamente en la plataforma en Internet contra el bipartidismo político #nolesvotes.

Un 15 de Mayo del 2011 acudí a la Alameda de Compostela a la convocatoria de “Democracia Real Ya”.  Participé en muchas asambleas en la Plaza del Obradoiro, no así en su acampada.

En Diciembre del 2014 me presenté a la Secretaría Municipal de Podemos en Compostela y quedé de último. Y desde ese momento decidí que mi participación en política va a consistir en no participar, aunque reconozco que no me gusta esta situación. No me siento representado por ninguna opción política en estos momentos. Creo que en España las izquierdas deberían de mirar hacia Portugal. (2018) Sigo comprometido con las ideas y los pensamientos de izquierdas, pero pienso que los/as dirigentes españoles/as que encabezan este extenso amalgama de siglas y partidos, no están a la altura de las circunstancias y del S. XXI.